> Inicio  |  Sucursales  |  Atención al Socio  |  Círculo Médico




Analgésicos 

A pesar de que muchas personas utilizan la aspirina, el ibuprofeno y el paracetamol para solucionar el mismo tipo de molestias, lo cierto es que estos tres analgésicos tienen características específicas y no deben ser utilizados indistintamente.

A la hora de elegir un analgésico, muchas personas piensan en aspirinas, paracetamol e ibuprofeno como soluciones intercambiables e igualmente efectivas para tratar ciertas molestias simples, como son el dolor de cabeza y los dolores articulares o musculares. Sin embargo es importante saber reconocer las propiedades de cada uno de estos fármacos para poder identificar la solución más conveniente según el caso.

Similares pero diferentes

En primera instancia es importante remarcar que el paracetamol y el ibuprofeno son analgésticos y antipiréticos. ¿Qué significa esto? Que son una excelente solución a la hora de calmar cefaleas, dolores musculares, dolores articulares y bajar la fiebre.

El ibuprofeno cuenta además con un efecto antiinflamatorio. Esto significa que si la molestia es sólo un dolor de cabeza leve, la mejor alternativa es tomar paracetamol, ya que su impacto general en nuestro organismo es menor. En este sentido cabe aclarar que, si bien estos analgésicos presentan características similares e incluso pueden llegar a combinarse, el ibuprofeno tiene un efecto secundario extra, ya que es gastrolesivo y en algunos casos puede afectar la función renal. El paracetamol, por otra parte, requiere de un consumo excesivo para provocar daños hepáticos.

Es bueno recordar que comer algo antes de tomar ibuprofeno puede ser una buena forma de aplacar el daño que se produce en la mucosa, aunque no lograremos atenuar el impacto que tiene en el sistema nervioso central.

¿Qué hay de la aspirina? La aspirina ha sido, desde hace mucho tiempo, el analgésico de uso frecuente en todos los hogares. Y lo cierto es que el ácido acetilsalicílico sigue siendo de los medicamentos más completos que existen. A pesar de esto es imprescindible hacer una aclaración: si bien la aspirina es excelente para combatir el dolor de cabeza y tiene múltiples aplicaciones, no está indicada para niños.

Tips para saber elegir

Paracetamol

Beneficios: es utilizado para aliviar dolores de cabeza, bajar la fiebre y aliviar el dolor de dientes, los efectos de la vacuna contra la varicela y la gripe. Tiene una ventaja y es que puede ser utilizado por mujeres embarazadas -siempre que cuenten con la aprobación del médico-, ya que no tiene efectos dañinos en la madre ni en el feto. También puede utilizarse durante la lactancia.

Cuándo no consumirlo: es aconsejable evitar el consumo de paracetamol si la persona presenta una enfermedad en el hígado o en los riñones. No se recomienda en dosis muy altas o continuadas.

Ibuprofeno

Beneficios: se usa para aliviar dolores de cabeza, dolores musculares y dolores producidos por la artritis. También alivia los dolores menstruales, ayuda a disminuir inflamaciones y bajar la fiebre.

Cuándo no consumirlo: el ibuprofeno está desaconsejado durante el embarazo, para personas con diabetes o insuficiencia cardíaca congestiva, problemas de acidez, trastornos estomacales o presión arterial alta.

Aspirina

Beneficios: la aspirina es ideal para aliviar dolores de cabeza, dolores musculares, dolores de articulaciones, bajar la fiebre y reducir la inflamación. Además ayuda a disminuir el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos, ya que reduce las posibilidades de que las plaquetas de la sangre formen coágulos.

Cuándo no consumirla: la aspirina debe evitarse en caso de problemas de acidez estomacal, durante el embarazo y la lactancia y si la persona presenta una enfermedad que cause sangrado. Como señalamos previamente, no está indicada para niños.
Ante cualquier duda consulte a su médico.

 
CASA CENTRAL Saenz 302 - Lomas de Zamora - 4109-9000